sep 29

Mundo tendría 4 grados más para el 2050, el doble de la proyección que se tenía

LONDRES (Reuters) – Las temperaturas globales podrían elevarse en 4 grados centígrados para mediados de la década de 2050 si se mantienen las actuales tendencias de emisiones de gases de invernadero, indicó un estudio publicado el lunes.

El estudio, elaborado por el Met Office Hadley Center de Gran Bretaña, se hace eco de un reporte de la Naciones Unidas divulgado la semana pasada, que sostiene que los cambios climáticos podrían superar los peores escenarios posibles previstos en el 2007 por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU (IPCC, por su sigla en inglés).

"Nuestros resultados muestran patrones similares (a los del IPCC) pero también exhiben la posibilidad de que podrían ocurrir cambios más extremos", declaró Debbie Hemming, coautor de la investigación publicada al comienzo de una conferencia sobre cambio climático en la Universidad de Oxford.

Líderes de los principales países emisores de gases de invernadero reconocieron en julio la posición científica de que las temperaturas no deberían exceder más de 2 grados los niveles preindustriales para evitar más cambios peligrosos en el clima del planeta.

El IPCC compartió el Premio Nobel de la Paz en el 2007 por su cuarto reporte de evaluación, conocido como AR4. Una conclusión a la que llegó es que las temperaturas globales podrían aumentar en 4 grados para fines de la década de 2050.

El estudio del lunes indica que el calentamiento podría ocurrir incluso antes, para mediados de la década de 2050, y sugirió más efectos extremos locales.

"Está ratificando los resultados del AR4 y confirmando que es posible", dijo Hemming a Reuters, refiriéndose a un calentamiento de 4 grados, y asumiendo que no se tomen más acciones globales para recortar las emisiones durante la próxima década.

Un avance desde el 2007 fue establecer modelos del efecto de los "ciclos de carbono". Por ejemplo, si partes de la selva amazónica desaparecen como resultado de una sequía, eso provocaría una exposición mayor del suelo, que liberaría carbono a partir de la materia orgánica previamente cubierta.

"Eso amplifica la cantidad de dióxido de carbono que va a dar a la atmósfera y por lo tanto aumenta el calentamiento global. Esto realmente está conduciendo a una mayor certeza", explicó Hemming.

Los aumentos de temperatura son comparados con niveles preindustriales. La temperatura del mundo aumentó 0,7 grados durante el siglo pasado, sostienen los científicos.

Un incremento global promedio de 4 grados escondería mayores incrementos regionales. Por ejemplo, la temperatura podría aumentar más de 15 grados en partes del Artico, y hasta 10 grados en el oeste y el sur de Africa, indica el estudio divulgado el lunes.

"Es bastante extremo. No creo que haya sido sido completamente asimilado por las personas", dijo Hemming. A medida que los hielos se derritan, la región reflejará menos luz de sol, lo que podría ayudar a desencadenar efectos fuera de control.

Las temperaturas más cálidas del Artico también podrían derretir la capa subterránea de hielo, que hasta ahora ha aprisionado el poderoso gas de invernadero metano, lo que a su vez conduciría a mayores efectos desbocados, señaló Hemming.

"Hay muchas implicaciones potenciales extremadamente negativas", manifestó el experto.

El estudio indica que las precipitaciones podrían reducirse este siglo en un quinto o más en partes de Africa, América Central, el Mediterráneo, y la costa de Australia, "de una manera potencialmente más extrema" que lo que apuntaban las conclusiones del IPCC en el 2007.

"El Mediterráneo exhibe un tendencia muy consistente de secado significativo en casi todos los modelos elaborados", dijo Hemming. Una caída de un 20 por ciento o más es "bastante significativa en áreas como España, que ya luchan con reducciones en sus precipitaciones en los años recientes".

(Reporte de Gerard Wynn; editado en español por Hernán García)

El IPCC, Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, fue creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización Mundial del Clima con el fin de estudiar el clima y sus aspectos científicos, económicos y sociales.

El IPCC recurre a modelos matemáticos para hacer pronósticos, esperandose que estos modelos sean mejorados de la mano a superpoderosas computadoras que a la vez tengan más datos disponibles para ser procesados, haciendose lógico que estos resultados sean más confiables con el paso del tiempo.

 

0
comments

Reply